La Fiebre del Buchialto en los 80

La Fiebre del Buchialto en los 80 – Palomeando Cuba.

Recuerdo a mediados de los 80 la fiebre y fanaticada de los Buchialto y sus precios desorbitantes los cuales, no mucho pudieron pagar, un palomo de aquello cuyo nombre era basado solo en su tamaño de buche como por ejemplo, El Maraca de la Habana vieja, La Manzanita paloma empedra de pilona de Jaimanita, El Bomba de buena vista, El Búfalo de Pedro el Doctor por este recuerdo que en barias ocasiones llegaron a ofrecer 1500 pesos, refrigerador, video caset y creo que hasta una moto bejomina y un millón más que existieron, en fin una lista interminable. La locura era grande en esos tiempos por esos palomos o clase de palomos que lo menos que hacían era coger palomas o ladronear, digo esto basado en lo que yo viví y vi con mis ojos ok, ejemplos; En el año 86 o 87 visite en varias ocasiones la Casa del Gordo Justino el negro de Vieja Linda, allí en unas de las tantas veces que el gordo y yo isimos negocio uno fue de palomas porque él se antojó de una bicicleta que yo tenía de carrera, El Gordo como siempre loco por la bicicleta me dice entra al palomar y escoge lo que quieras, esa fue su perdición.

 

Ese día estaba presente que yo recuerde Papo el de la guinera y otros más cuando el vio que yo empecé a escoger y no miraba los 3 buchialto que tenía hay, al negro por poco le da un ataque, nada más que me decía pero Pedri mira esta qué clase de buche más lindo tiene jejejejeje. Papo se reía y bajito me decía acuérdate que el gordo es hipertenso jajajaja, en fin para no hacer más largo esto me llebe como 8 palomas entre ellas 1 pareja de negro buchialto que casi a la fuerza medio pero nada éramos socios y no quise dejarlo sin nada, días después mentere por papo que él no los quería porque no fue nada de lo que se imaginó. Otro que también cambio sus palomas, fue El Finne de los bloque de la finca de los monos vivía en bento y vista alegre, 3 palomares de alta seguridad y todos con media línea, este los tenía ya cruzados pero también se volvía loco cuando veía uno inflao 100%, al Final le regale la pareja de negros del gordo, y otro palomar donde los vi volar en barias ocasiones fue de tras del parque la sola en una casa de 2 pisos y el tercero era el palomar, este muchacho los volaba solo como si fuera un palomo de robo vi en ellos vuelos en cantidad pero no eran ladrones.

 

Farit el de 58 y 33b la se iba y lo mismo con lo mismo desbarato su palomar por los buchialto y al final iba a palomear a casa de Jorge “EL Horgan” el dela loma de 58 ¿ porque ? aaaaaaaa este si nunca nadie lo convenció y era uno de los pocos lugares donde podías ir a ver lo que no tenían esos animales, hoy por hoy Farit esta en este país y cuando visita mi casa me dice te acuerdas de la mierda que yo comía con los globos. La Manzanita paloma de Lorenzo el de jaimanita, culla paloma fue traida de lauton, un escándalo fue aquello, todos querían hijos de la paloma esa, claro que Lorenzo los de jenero cruzándolos, estos tenía un poco más de agrado en todo el sentido de la palabra. No dejo de reconocer que muchos los cursaron y les dio muy buenos resultados, pero lo que no entiendo es ¿porque? cruzar el criollo, si ya estaba echo, Avía necesidad de cruzarlo en realidad, sera por eso que de vez en cuando sale una palomita media inflada en un palomar. PD: Yo fui uno de los tantos que tuve media línea tanto en Cuba como aquí y no me escondo para decirlo.

Pedro J. Linares Mar Ene 10, 2012 10:27 pm

Un comentario sobre «La Fiebre del Buchialto en los 80»

Deja un comentario

Seguir

Únete a nuestros seguidores