Buchón Gaditano la azotea marca el destino

*- Hemeroteca 2001 / La historia del Buchón Gaditano tal y como lo conocemos hoy, parte principalmente de dos palomares, con influencia distinta en el tiempo, primero el palomar de Don Manuel Salado de San Fernando, que cultivaba un palomo de tamaño pequeño muy volador y cazador. De aquí parte casi todo lo que se llevaron los aficionados de Jerez y de esta ciudad con la denominación de Jerezanos se exportan al resto de España. El otro palomar y que está más relacionado con la formación del gaditano actual es el de Don Francisco Gil Cumplido de Puerto Real, autentico brujo que creo una estirpe de palomos que sirvió para poblar la mayoría de palomares que existen hoy en día. Si estos dos auténticos valedores de la raza tuvieron una influencia decisiva en la formación del tipo del palomo actual, hablar de los orígenes anteriores del Gaditano es poco significativo, pues si bien tanto Don Manuel Salado como Paco Cumplido tuvieron que partir de un palomo autóctono existente, a sus palomos le imprimieron un sello tan personal a través de un trabajo de cruces y selección que poco quedo del ancestro original. Muchos son los rumores y las afirmaciones que se cuentan del trabajo que ambos hicieron en sus palomares, pero lo cierto es que se llevaron sus secretos a la tumba como buenos palomeros, además de brujos tenían un desarrollado sentido de la picaresca. Se sabe que Don Manuel Salado estaba bastante obsesionado por el tamaño tanto del buche, le gustaba un buche controlado, como del cuerpo y por el peso del palomo. En este sentido trabajó toda su vida y seria recurrir a la imaginación decir que cruces hizo, sobre todo porque no hemos podido encontrar ya muchos contemporáneos de don Manuel.

 

El caso de Gil Cumplido por su cercanía en el tiempo es más clarificador, y aunque cada palomero tiene una teoría de lo que «metió» Cumplido a sus palomos, nosotros nos quedamos con el Rafeño y un indeterminado tipo de valenciano que muy bien pudo ser el Granadino o el Laudino por la variedad en el colorido y la verticalidad en el arrullo, y sabemos que en los años ochenta Cumplido se hizo de una granadina rucia del palomar de José Morales de Utrera. Que metieron y con qué razas trabajaron es recurrir a la hipótesis, lo que realmente tiene valor es que ambos palomares sirvieron para la formación de la mayoría de palomares actuales y fueron la base genética del actual Buchón Gaditano. Después de un periodo ya superado en que la raza estuvo muy de moda, lo que sirvió para acelerar un proceso de degeneración al estar sus destinos en criadores más o menos accidentales venidos al son de la popularidad de la raza el momento actual del Buchón Gaditano es esperanzador. Pues si bien aún le quedan varias asignaturas pendientes como es la aprobación de la reforma del estándar parece que el consenso de criterios entre los criadores actuales esta unificado, y aunque existan diferentes líneas de cría beneficioso por otro lado para la raza en la esencia de lo que debe ser un Buchón Gaditano todos están de acuerdo. Solo tendríamos un gran pero que hacerles a los criadores del Buchón Gaditano y es que no traicionen la historia y a la idiosincrasia de su raza, que por el bien de ella vuelvan a recuperar el vuelo del Gaditano, mientras esto no lo hagan, su raza, seguirá estando anclada en la provisionalidad y no dejara en el camino los consabidos problemas de buche y habrá que luchar a diario con la degeneración. La azotea marca los destinos de un buen palomo Buchón español y el Gaditano se vanaglorió de ello durante generaciones, déjenlo mostrarles todas sus cualidades logradas durante generaciones de brujos mirando al cielo.

Paco Hernando / Extrac. RC/2001/BG Aliados del Viento.

*- VEAMOS UN VIDEO SOBRE EL BUCHÓN DE VUELO

2 comentarios sobre «Buchón Gaditano la azotea marca el destino»

  1. Una vez más me deleito y aprendo de mi querido amigo y maestro Paco Hernando, es increíble el caudal de conocimientos que posee este gran colombicultor y maestro de muchos colombicultores. De todos son conocidos los inconvenientes del Gaditano con un buche que además de proporcionales gran belleza se tornan tan incómodos para ellos mismos que sufren la incapacidad de poder criar y el vuelo se les hace tremendamente difícil. Aunque la belleza de este buchón es innegable, también su condición lo confina a la jaula y engrosa el bello mundo de las aves de fantasía. Sin embargo, su pariente, el Gaditano de vuelo o Jerezano, ya es algo completamente distinto, pues combina de forma más armónica los atributos de las mejores razas españolas, dando un palomo mediano, de vuelo ligero y con una capacidad inmensa de persecución y seducción mientras que en la jaula es un palomo ardiente, de bellos colores y siempre dispuesto a la seducción y encierro. Gracias a La Palomería por traernos este magnífico artículo de uno de los grandes.

Deja un comentario

Seguir

Únete a nuestros seguidores