Nueva Afición (new wave)

En ocasiones veo escritos en los grupos de Facebook pichones con capturas antes de los seis meses en grupos del otro lado del charco. En España veo videos y fotografías de buchones a los que llaman de raza, con seis meses igual que si fueran miuras salido del chiquero. Para colmo de la verdad veo palomos deportivos con seis meses, siendo ya palomos honrados en rama y suelo. Señores nada más alejados de la verdad, las antiguas costumbres de los aficionados valencianos, murcianos y andaluces, artífices de la afición a los palomos buchones, sinceramente no me gusta llamarlo colombicultura, pues la colombicultura engloba la cría de todo tipo de palomas menos las mensajeras, llamada colombofilia. Entrando en el tema de los pichones, tanto en los palomos deportivos como en el de los buchones o palomos de arrastre, qué fueron perseguidos por el vocablo mal usado de palomos ladrones, diría que el palomo no se enseña, nace aprendiendo. Los humanos tenemos que seguir unas pautas ya establecidas desde antiguo, situación que en las últimas décadas se han perdido, y al romper esas pautas los animales caen en apoplejía depresión y donde un pichón destaca con seis meses por el estrés sufrido se enferma y muere antes del año, es igual, otro en su puesto y el que vive, vive y el que no, no pasa nada, es el pensamiento de los nuevos aficionados (new wave).

El palomo deportivo cuando nace la pareja de pichones y empiezan a comer solos , si la hermana de nido es de color claro, se separan rápidamente, pasando el posible macho a la cámara de pichones jóvenes donde previamente se han instalado palomas ya adultas o pichonas declaradas de color oscuro, con la cola colina y la pluma blanca ya enchuzada (fijada a una cola cortada), el pichón se buscará la vida , interactuara con otros machos una vez roto el celo , intentará conquistar una de las palomas , buscando algún lugar para hacer nido, si no verá y luchara con los otros machos para seducir alguna de las hembras ya emparejadas.

 

Una vez observando el animal, es el justo momento que pasa a la cachapera, se deja qué coja celo, con una paloma maestra se enseña a entrar y tomar bien su cajón y palomar. En ese momento es cuando se le sueltan palomas oscuras de los colores establecidos que sean voladoras, añadiendo a la lucha varios machos, normalmente por la mañana temprano para que la batalla sea larga , después ya se puede soltar solo y que compita en suelta no oficial con palomos de otros aficionados de la misma población. En este caso ya tenemos el palomo deportivo que ha tomado referencia de las palomas oscuras, querencia a su cajón o cachapera y a su palomar de vuelo. Acto seguido pasa otra vez a la cámara donde vivirá su vida de palomo interactuando con palomas colinas en chuzadas , esperando el momento de ser usado para la competición. De esa forma se hacía , hasta la llegada de los picaderos.

Los llamados palomos buchones españoles, tanto cruzados como las llamadas razas homólogas, un gran desastre palomos de jaulas de conejos, tenemos líneas buchonas con una bella extraordinaria en toda España, donde buscando la belleza nos olvidamos de que los palomos buchones fueron creados para volar no para guardarlos en jaulas de conejos. Tenemos que ser conscientes de que la modalidad de palomos de robo no está contemplada en España, ese nombre que ahora se quiere usar tanto( palomo de robo ) , que años atrás al usar ese vocablo y el de palomo ladrón llevó a estos animales casi a la extinción. Totalmente diferente al palomo deportivo, el buchón de arrastre tiene qué seguir otras pautas para llegar a buen puerto, no es fácil ya que la querencia hacia su palomar en estos animales es totalmente opuesta a un palomo deportivo.

 

Cuando tenemos la pareja de pichones se instala en su palomera, como en este caso no se busca un color predeterminado de palomas , no importa que los dos hermanos estén juntos, una vez que han cogido celo , reconociendo el palomar se separan , se instalan en la cámara con los demás adultos hembras machos y jóvenes. Se observan y sobre la marcha se van llevando al palomar , en este caso no hace falta muchas contemplaciones, solo con un par de veces qué le demos unos vuelos con una hembra voladora enseñada en el palomar será suficiente para que pase el resto de sus días soltero. Gran problema, las jaulas de conejos y parejas de cría en un palomar de vuelo. Es conveniente a estos animales buchones de arrastre en la época de muda dejarlos otra vez en la cámara y que convivan con hembras. Los palomos buchones cruzados, incluso razas homólogas que se usan para el llamado zuriteo son palomos usados para la Columba Livia silvestre, de la misma forma que los deportivos, pero desde pichones tienen que convivir con la Livia en sus colores oscuros, la enseñanza en el palomar se hará igual que a los buchones de arrastre. Después poco a poco se irá observando las aptitudes de los diferentes animales, se irán trasladando al palomar de vuelo, donde nunca tocarán hembras del palomar ni las escucharán, solo en determinadas ocasiones y según las necesidades del animal. No se puede mandar a un niño hacer el trabajo de un hombre.

*- ACP/2020 Almería

Deja un comentario

Seguir

Únete a nuestros seguidores