El Palomo Morrillero Gaditano

*- Hemeroteca 1989

El palomo Morrillero Gaditano

Algunos artículos aparecidos en esta revista últimamente sobre el palomo Morrillero Alicantino y el denominado por “Francis” en su artículo de diciembre de 1987 pájaro de Clase Gaditano me han animado a escribir unas líneas sobre este último tipo de palomo actualmente localizado en la provincia de Cádiz y sobre todo en las localidades cercanas a Jerez de la Frontera. Desde hace aproximadamente doce años, vengo trabajando en la selección de esta raza, con la que tomé contacto en Jerez de la Frontera, ciudad a la que estuve ligado profesionalmente durante varios años. Posteriormente he continuado los trabajos de selección en la localidad sevillana de Carmona, donde actualmente resido. Dada mi especialidad soy genetista he intentado fijar algunas de las características de este tipo de palomos y conocer su origen entre otras denominaciones, a este palomo se le conoce en su zona de origen como palomo alicantino, y son diferentes las teorías que existen sobre su procedencia.

EL PARECIDO ENTRE GADITANO Y ALICANTINO

Evidentemente, como científico he tomado nota de ellas pero, logicamente, muchas son suposiciones y carecen de autentica base científica. Yo conocía la existencia del palomo morrillero alicantino, y para estudiar si existía alguna relación entre ambos tipos de palomos me enviaron desde Murcia varias parejas a mi casa de Carmona. La sorpresa fue tremenda, el parecido morfológico entre ambas razas era asombroso. No eran exactamente iguales, el morrillero alicantino parecía mucha más fijado y obedecía a un tipo mucho más homogéneo que el alicantino de Jerez de la Frontera.

 

Sin embargo, a la hora del vuelo, la situación cambiaba radicalmente y todo parecido era pura coincidencia. En el morrillero alicantino la cola es abarquillada hacia abajo (atejada), mientras que en el palomo de Jerez era hacia arriba. Igualmente en este último tipo el morrillo estaba mucho más manifestado en el vuelo, e igualmente el cuello, mucho más levantado. Se podría decir que el alicantino de Jerez era el Morrillero Alicantino pero con figura en el vuelo. Bajo el punto de vista de trabajo eran similares y una característica común era su gran capacidad de vuelo. El solo parecido morfológico no es base suficiente para establecer con precisión que una raza provenga de otra, pero, evidentemente, es un carácter a tener en cuenta. ‘Francis” en su artículo El pájaro de clase gaditano indica que hace unos cuarenta o cincuenta años, marineros alicantinos trajeron ese tipo de palomos al Puerto de Santa María, y probablemente de ahí provenga el apelativo de alicantinos con el que se les conoce.

El parecido morfológico no es suficiente para afirmar que una raza provenga de otra.

Según parece este tipo de palomo obedecía a un tipo no muy fijado, pero todo hace pensar que el morrillero alicantino fue unos de los tipos introducidos y, según mi pensamiento, la base genética sobre la que se ha construido el actual palomo de Clase Gaditano. Si este posee figura en el vuelo es evidente que ha tenido que ser introducida mediante cruzamiento con una raza o tipo de palomo que la tuviera. El palomo tipo Murciano o Gorguero, de estrecha relación con el actual Colillano parecen ser el origen de la figura en el actual palomo gaditano. Otros cruzamientos con Valenciano, Rafeño, etc, han configurado la forma del actual palomo que, si bien con variantes, podría ser considerado como raza si los propios aficionados se lo proponen y dejan de ser cruzados indiscriminadamente.

 

Es cierto que en Jerez y zonas limítrofes cada aficionado tiene sus gustos a unos les preocupa más la figura y a ello se dedican, mientras que a otros les preocupa más el carácter ratero de este tipo de palomos y pasan olímpicamente de las formas en el vuelo.

BUSCAR EL EQUILIBRIO

Yo creo que ha llegado la hora de fijar el tipo ya que existe una raza en la que se puede seleccionar por carácter y por figura. Es cuestión de buscar un equilibrio, algo que considero perfectamente posible y que se realiza en otras especies animales. Genéticamente hablando, fijar el tipo es bastante más fácil y lleva menos tiempo que el carácter, pero ambas son heredables y pueden ser perfectamente manejadas si se sabe hacerlo. Lo verdaderamente importante es detectar aquellos animales que portan ambas características y las trasmiten a su descendencia. Para esto es muy importante localizar animales fijados para las características que pretendemos manejar y en este sentido los conocimientos de selección genética pueden ser muy importantes.

Los animales muy cruzados con genealogía muy diversa pueden ser magníficos ejemplares pero dificilmente transmitirán sus características a la descendencia. Un aspecto que considero importante señalar es que el palomo de clase gaditano es un palomo morrillero, siendo esta una de sus características principales por lo que el nombre de Morrillero Gaditano podría ser el que tecnicamente más le corresponda, circunstancia que lo separaría claramente de su homólogo Morrillero Alicantino.

Juan Carlos Gutiérrez Más / Doctor Ingeniero Agrónomo / Carmona (Sevilla)

PD106/06/1989

 

Deja un comentario

Seguir

Únete a nuestros seguidores