Entrevista a Juan Sánchez

*-Hemeroteca 2003

A JUAN SÁNCHEZ (EL ABUELO)

 

Siempre nos hemos preguntado quienes fueron nuestros antecesores en esta afición al palomo de raza en Arahal, al día de hoy muy pocas personas pueden contarnos que tipo de palomas había por nuestra localidad en el siglo pasado, pero una de ellas es Juan, uno de los criadores mayores de nuestra Sociedad. Hoy hemos ido a verle, y le hemos preguntado cómo empezó a tener palomos y como era todo en su juventud.

Juan, ¿desde cuando tienes palomas y de que razas?

Mi afición empezó desde muy jovencito, sólo tendría 7 u 8 años, los tenía en la calle Pozo Dulce, en casa de mis padres, y en cuanto a razas, he tenido casi todas, las que había por aquel entonces en Arahal, la que más me gustaba era la paloma murciana.

¿Cómo se introdujo esta raza en Arahal? Los primeros ejemplares los introdujo un señor que le llamaban el alpargatero de Cartagena, fueron a parar a Morón, pero con el tiempo, los criadores de Arahal compraron palomas de esta raza ya que eran palomos bonitos tanto de plumaje como en vuelo; antiguamente gustaba el pájaro muy volador, era muy importante esta cualidad. La primera collera que tuve de murcianos, era un macho porcelano y una hembra blanca que se la compré a Bartolo. Estos pájaros venían de la línea del alpargatero de Cartagena. Con el paso de los años voy conociendo a criadores de esta raza en Morón, como a Manolo “cuatro pesetas” y a Diego Rojas con los que mantengo muy buena amistad.

¿Qué razas había en aquellos entonces en Arahal? Había rafeños, valencianos, gaditanos y marcheneros. Sobre todo había rafeños.

 

¿Recuerdas los nombres de aquellos criadores? Sí claro: Diego “el cojito”, “El periquito”, “el grillo”, Claudio el de la tienda, Juan José Caballero y sobre todo había una mujer que la llamaban “la de la costura” que tenía unos rafeños preciosos. ¡Cómo pasa el tiempo! Por aquel entonces nos juntábamos los muchachos que teníamos palomos como Pepe Revilla, Pepe Higuero y alguno que otro más, que a día de hoy aún continuamos con esta afición.

¿Qué diferencias hay entre las razas de hoy y las de antes? La paloma de antes era de más casta, más pura y no se hacían tantos cruces como hoy en día se hacen.

En cuanto a criadores, ¿cómo ves el nivel de las palomas de Arahal? Un nivel bastante bueno, ya que palomos de aquí están ganando tanto dentro de la provincia como fuera de ella. En este último Campeonato Nacional han ganado trofeos varios criadores de aquí.

Juan, ¿qué te parecen los concursos que celebra la Sociedad de Arahal? Se organizan muy buenos campeonatos, hay calidad de palomos y tambien cantidad. Reuniendo entre los dos concursos adultos y pichones más de 400 palomos, sólo de socios y criadores de Arahal; pocos sitios de Sevilla reúnen tantos pájaros al año. Este año me ha gustado mucho la nueva sala de exposiciones; tenemos suerte que en nuestro pueblo exista una gran afición al palomo de raza.

Y en cuanto a trofeos, ¿has ganado muchos? El ganar o perder es lo de menos, lo bonito es participar y reunirse con los amigos; que se gana, bien, que no, pues otra vez será. En cuanto a concursos ganados a lo largo de mi vida como criador, he conseguido muchos, los últimos en el concurso de pichones de Arahal, quedé 1° y 5° en Jiennenses. Al día de hoy sólo crío Jiennenses y murcianos, pues son con las razas que disfruto en mi casa, pasando con ellas horas y horas viéndolas, sobre todo cuando las saco a volar.

¿Te gustaría que se aprobara el estándar del murciano? Por supuesto que sí, ya que es una de las razas más antiguas que hay y que han aportado tanto a las demás razas, que debería haber sido aprobada hace tiempo.

¿Cómo vas seleccionando el palomo murciano? Para empezar, debe ser pájaro de tamaño mediano, más bien corto; es un palomo ligero, de ojo vivo, ribete fino. Debe ser nervioso y que arrulle siempre levantado, sin dejar las alas caídas y el buche cuando arrulle, en forma de pera, con una pequeña tirilla que da la sensación que tiene el buche partido en dos.

 

¿Eso en taquilla y en el aire? Debe ser muy volador, tiene que elevar el cuello por encima del lomo y la cola debe ponerla vuelta en las puntas. Vuela dando la impresión de que va a cámara lenta.

¿Cuántos criadores de murcianos hay en Arahal? Siempre he estado solo, pero voy regalando parejas a criadores de aquí, para fomentarla en Arahal, y hasta ahora me quedan pocos palomares que no tengan una collera mía. Sin ir más lejos, los últimos murcianos se los día a Mari, la hermana de Antonio el Secretario de la Sociedad y pasé el otro día por casa de mi hermana (antigua casa de mis padres) a hacerle una visita, y el palomar de ellos queda casi en frente de la casa de mi hermana y tenía los dos machos que les regalé, el porcelano y el negro volando con los jiennenses de ellos.

¿Juan, y para que no haya problemas con palomas de la misma sangre? Tengo cuatro pájaros que no se tocan nada, así como hembras y cuando quiero refrescar la sangre, o tener otro ejemplar, lo cambio a mis amigos de Morón o bien me los traen de Barcelona, donde también hay pájaros de los que yo tenía antes, de un buen amigo mío, paisano nuestro que se fue muy joven a trabajar por aquellas tierras.

Concluidas las preguntas, nos vamos a la azotea de Juan para ver el vuelo de sus ejemplares. Disfrutando de una tarde con el vuelo de éstos.

Francisco Javier Gallego Lobato

CA/2/08/38/2003

Deja un comentario

Seguir

Únete a nuestros seguidores