El Buchón Alteño

BUCHÓN ALTEÑO (Breve reseña histórica)

Cabe destacar la existencia en México, principalmente en una zona de los Altos de Jalisco y en una zona del Bajío situada en los estados de Aguascalientes, Guanajuato y otros, de unos palomos descendientes de los buchones españoles que mantienen intactas sus cualidades de comportamiento ya que sus criadores estiman en gran medida su condición de palomo cazador (ladrón) y son volados en libertad para el disfrute de sus dueños.

No mantienen sin embargo un fenotipo concreto que pudiera adaptarse a algún estándar de las Buchonas Españolas, hecho perfectamente comprensible ya que estos ejemplares fueron conseguidos con la importación de numerosos envíos de palomas procedentes de España que empezaron a llegar a México por el año 1954, antes de la creación de los estándares en España, lo que justifica en gran parte los comentarios que existen en el sentido de que estos ejemplares no guardaban una debida uniformidad morfológica. Estos palomos siempre fueron enviados como Valencianos.

 

El palomo fue llamado Chato. Posteriormente se extendió por muchos estados de México, se continuó criando por los Altos de Jalisco y otros estados del país, pero ya sin control, y fue perdiendo gran parte de las características que este palomo tenía, ya que el palomo fue creado de acuerdo a las posibilidades y conocimientos de las personas que lo criaban y a los gustos personales de aficionados que lo fueron adoptando.

Este palomo aún existe en la actualidad. Tras otros cruces de estos palomos da como resultado otro palomo llamado Buchón Alteño, que es un palomo un poco más largo y fino. En ambos tipos de palomos se valoran muy positivamente que tengan un gran desarrollo en el buche, aunque esto suponga una cierta dificultad en el vuelo y los limite para alejarse de su palomar.

Dado que en la actualidad existe un gran número de palomos con características muy similares, se ve la necesidad de crear un estándar para el Buchón Alteño y lograr que sea reconocido en diferentes partes del mundo como lo es el palomo Buchón Argentino, con un proceso muy similar a lo que nosotros en México hemos estado viviendo.

 

De acuerdo a los ejemplares que se han observado durante los últimos años, lo más importante es definir las características y darle una conformación con mayor definición estructural y fenotípicamente a la raza denominada Buchón Alteño. La mayoría de compañeros criadores han manifestado sus preferencias al respecto sobre algunos ejemplares que sobresalen por sus características bien estructuradas y definidas, con el objetivo claro de tratar de seguir las líneas que se han de mencionar en el presente estándar. Sin ofender o menospreciar a nadie, y que ciertamente prevalezca para el bien de la raza y de los criadores, debemos afirmar que nos sentimos orgullosos de tener a través de los años la única raza mexicana.

Debemos seguir trabajando en este proyecto y, por medio de un comité avalado por la Federación Mexicana de Colombicutores y por la Asociación Mexicana de Colombicultores, intervenir en la promoción y la protección de las palomas y las aves de México. Esta intervención será en base a estas características que hoy se exponen a ustedes con aportaciones firmes y fundamentadas en el proyecto de la raza y dar seguimiento hacia futuras generaciones. No dudamos de que habrá una mejora de los ejemplares que hoy prevalecen, así como que con el apoyo y labor que realicemos todos los criadores se obtendrán resultados que nos sorprenderán.

El Buchón Alteño | vie oct 05, 2012 El Mundo del Palomo.

Deja un comentario

Seguir

Únete a nuestros seguidores