Las Palomas Murcianas reseña histórica

Las Palomas Murcianas reseña histórica.

La afición al vuelo de las palomas en España es de un origen muy remoto, existiendo documentos que lo acreditan. Así, la primera referencia escrita es una carta de los reyes católicos a la ciudad de Murcia, fechada en 22 de diciembre de 1488, donde se daban órdenes a la justicia de dicha ciudad para la protección de sus palomares y palomas, ratificando las disposiciones dadas a este respecto por Enrique IV en las cortes de Salamanca. otras referencias antiguas son las ordenanzas para los aficionados de Cádiz (“ordenanzas que han de regir la suelta y hembreo de palomos laudinos, entendidos por colgueros”) aprobada en 1773, y la fundación de la primera sociedad de columbicultura en Murcia el 21 de noviembre de 1860, cuya misión era la de regular los juegos de suelta y hembreo de los palomos colgueros.

 

Esto hace de la afición a la cría y vuelo de palomas buchonas una de las más antiguas de España, y a la vez una de las que mayor número de obstáculos ha tenido que superar debido a las especiales características psicológicas que poseen estos animales y que a veces, al ser mal entendido su papel, han provocado el rechazo de los desconocedores de las razas, atribuyéndoseles papeles de aves arteras, ladinas, con una única misión que seda “hurtar” el mayor número de palomas bravías, zuritas o domésticas a aquel que las poseyera en beneficio de su dueño. A pesar de ello se crea en el año 1932 en Valencia la Federación Regional de Sociedades Colombicultoras, por ser esta región donde mayor número de aficionados existían. Inicialmente agrupó a los aficionados de las provincias de Valencia, Alicante, Castellón, Murcia y Albacete. En Murcia, los Colgueros datan de antes del año 1773 y los aficionados les llamaban cruzados pues venían de la quebrada de Cartagena. Ambas razas se volaban en aquellos tiempos, hasta entrado 1936. en que desapareció el Quebrado de Cartagena. Ésta era una paloma algo más fina que el Colguero, pero de aspecto similar, que quebraba mucho más llegando incluso a tocarse la rabadilla haciendo la postura.

 

Era también pequeña y de color azul y blanco. Los laudinos lorquinos eran palomas ladronas para el vuelo y es muy probable que la hoy conocida como deportiva también tenga su origen en esta raza. Son palomas de aspecto empinado y chupado pero bien proporcionadas.

Se les denota el quiebro de la garganta y el esternón. pues están muy bien adaptadas para el vuelo. Esta raza era popular en Murcia y Valencia, pero actualmente ha queda-do restringida a la ciudad de Lorca y no se ha llegado a perder definitivamente gradas a unos pocos aficionados, casi todos mayores de edad. Otra paloma típica es el Corbillón, del mismo tipo que los Colgueros, pero más basto y menos empinado. Saca bastante cuello en el vuelo, pero quiebra menos. En próximos números publicaremos los estándares redactados por los actuales criadores de estas razas. Actualmente están listos los de las razas de Colguero Murciano, Buchón Laudino Lorquino y Corbillón Murciano.

Pedro Pagan.- Colombicultor. AV/22 de 1997

 

Deja un comentario

Seguir

Únete a nuestros seguidores