La Famosa Monta

La monta es cuando un palomo deportivo dentro de la piña, pilot mal llamada pica se pone en cabeza dejando atrás los palomos restantes y se sitúa justamente encima de la hembra cubriéndola por encima. En ese preciso instante se adorna adelantándose a la hembra y le hace una bajada en picado mostrándole su palomar. Son segundos casi inapreciables a la vista humana, solo si el palomo ha tenido suerte y la hembra acosada y perseguida en el aire se da cuenta, de pronto ves un revoloteo de palomos y la hembra dentro con el macho, se terminó la suelta puntuación máxima para ese palomo.

Misma situación sucede si el palomo deportivo le entra justamente por debajo a la hembra y en ese preciso instante se adorna y la arrastra a su palomar. En los dos casos coincide la misma palabra arrastrar la hembra a su palomar y meterla dentro del cajón o cachapera. Arrastrar la paloma, proviene de los palomos buchones anteriores al llamado palomo deportivo ya que se les llamaba palomos de arrastre, mal llamados (ladrones).

 

Curiosamente si observamos las Columba Livia mal llamadas zuritas veremos que si una Livia esta en celo y varios machos solteros la persiguen y uno la cubrirá por encima o por debajo para seducirla y atraerla hasta el lugar qué tenga su punto de parada. Una vez conquistada y atraída comenzaran hacer el nido, exceptuando machos que se han quedado viudos y tienen ya su lugar de anidación donde se llevaran la hembra. Dicho esto está claro que la combinación del palomo deportivo, buchonas de arrastre del 1800 y los cruces con Livia dando lugar a esos palomos que hacían la monta , en la mayoría de los casos esos animales fueron desechados en la década de los noventa y aprovechando para darle esa particularidad a las dos razas modernas de hoy día el llamado palomo de Clase y el llamado palomo Moroncelo, no sin dejar atrás al palomo de hoy día llamado Tiro y Emperche , tiro de arrastrar y emperche de encerrar la hembra en su cajón, ósea los tres palomos modernos nacen del palomo deportivo, pero son buchones.

Por consiguiente, la RFEC los aprobó como descendientes del palomo valenciano, palomo buchón que nadie vivo en la actualidad ha visto cómo eran y que hacían, pues no eran ladrones, eran buchones de arrastre y la modalidad de robar palomas nunca existió en Valencia. Solo en la provincia de Cádiz se practicaba mucho antes, existiendo escritos que lo demuestran, como son la en suelta y hembreo modalidades nada que ver con el palomo mal llamado ladrón o de (robo).

ACHP/2019 Almería

 

Deja un comentario

Seguir

Únete a nuestros seguidores