La Hembra y El Huevo

Buenas aquí comparto un interesante artículo al cual le he dado un formato nuevo donde se explica por sus autores el proceso de gestación en la paloma y su desarrollo. Excelente trabajo, gracias.

Biología del aparato reproductor de la hembra y del huevo.

Si preguntásemos a muchos colombófilos de esos que llevan muchas campañas a sus espaldas sobre si fue antes la paloma o el huevo, con toda seguridad casi todos nos responderían que primero fue el huevo porque muchas de las palomas con las que ellos empezaron su andadura colombófila procedían de huevos que ellos recuperaban de las cestas de vuelo.

Antiguamente era una práctica habitual regalar huevos a los neófitos en lugar de regalar pichones como hacemos en la actualidad, seguramente, la precariedad económica influyó de manera notable en esta práctica.

 

La verdad es que todos conocemos gran parte de la vida y obra del huevo desde que sale por la cloaca de la paloma, hasta que es roto por un ser que quiere ante todo volar. Pero antes de que el huevo vea la luz en un nido, dentro de la paloma se ha desarrollado todo un maravilloso proceso de “gestación” que intentaremos explicar. Antes de la explicación de cómo y porqué se forma el huevo sería bueno ir un poco más atrás y tratar de elucubrar cuestiones como ¿Por qué las aves ponen huevos y no paren como la mayoría de mamíferos?

 

Sin duda, y así lo explica la ciencia, las aves son descendientes directas de alguna pequeña especie de dinosaurio y de ella heredaron entre otras cosas, este singular método de reproducirse mediante la puesta de huevos. La razón, posiblemente sea una razón de peso y nunca mejor dicho. Es difícil imaginarse una perdiz con sus diez perdigones gestándose en su interior. Simplemente tendría el doble peso que otra perdiz no “gestante” y en esas condiciones con toda seguridad no sobreviviría.

 

Poniendo huevos como método reproductivo en caso de peligro se puede perder la puesta, pero la madre seguirá viva y en pocos días otra nueva tanda de huevos esperará el calor de su madre. Los mamíferos tenemos el mismo problema de peso en las madres gestantes, pero el medio de desplazamiento es diferente. Las aves, para moverse, usan principalmente el vuelo y un exceso de peso implica no poder seguir al bando y ser víctima propiciatoria del predador de turno, con los huevos en el nido, el ave tiene las mismas posibilidades de sobrevivir de sus depredadores que el resto de sus congéneres.

*- Seguir leyendo ….. PINCHA AQUÍ ..¡¡

Deja un comentario

Seguir

Únete a nuestros seguidores