Lo uno sin lo otro

En muchos debates o tertulias de reuniones entre aficionados hemos escuchado que no es cuestión del sitio ni de lo que hay. A ver, podemos tener el macho en suelta y coger una paloma perdía, hembreando o zurita, y eso es lo que siempre se hizo, a no ser que como con la buchona laudina gaditana o veleño normalices las prácticas. De ay que se hablara más de suelta que de hembreo, ya que se estilaba más que nada el palomo de la torreta (zuriteo) como en el argot palomero se decía.

Hoy día muchos confunden las prácticas y entre rencillas y malas artes se dedican a quitarse los palomos unos a otros, eso ni es suelta ni es hembreo y solo fomenta la discordia entre la afición.  Sin embargo, en algunas zonas, y refiriéndome a mi provincia Cádiz, si hay verdaderos aficionados a estas prácticas, los cuales respetan el juego y son exigentes con sus palomas y palomar, bien por libre o en su club, como Guadalcacín en Jerez, donde cada año promueven y organizan su competición.

 

 Para mí la práctica por libre es más intrigante ya que el desplazamiento es crucial y no se basa en una zona o radio concreto donde todo está concentrado, por ese motivo cuando en ocasiones tenemos machos en suelta y han llegado hasta otras zonas buscando pájara, y posiblemente también hasta esa zona persiguiendo alguna zurita en su regreso de buscar su alimento hacia una iglesia o asentamiento donde esté criando o convive en pareja, y podría que el macho durante su desplazamiento y persecución entrara en otro barrio donde hay hembreo, acostumbrándose a ir a buscar y trabajar las palomas de hembreo.

En ese momento en el que el macho descubre una zona donde encuentra hembras con celo (hembreando) hay competencia de macho contra hembra y viceversa, juego o choque. Ese mismo choque se da cuando en una misma zona y palomares cercanos, hay tanto hembras como machos y se crea dentro del mismo barrio sin tener que hacer los animales tanto desplazamiento. Entonces si podemos hablar del sitio y de lo que hay.

Aquí en mi ciudad El Puerto suele ocurrir el primer caso, donde el palomo/a debe de desplazarse con buen radio de vuelo, a no ser que el macho entre en un barrio cercano donde se hace hembreo (muy poco, y como deducirán los lectores me refiero a palomos de trabajo).

 

Respecto a los concursos de palomas perdías, donde se les ofrece a los palomos machos las hembras para que las trabajen, es algo parecido a lo que hacíamos hace ya 35 años de soltar zuritas en distintos puntos y tener los machos sueltos para encerrarlas. Eso se llamaba suelta de zuritas, y ahora la diferencia es que es suelta de palomas colinas normalmente de raza o cruzadas sin palomar propio, para mi algo más light o insustancial.

La suelta y hembreo es una forma de competir entre el macho y la hembra donde cada uno dispone de su casa o palomar para donde jalar y pretender encerrar a su consorte en su nido o cajón. Sobre el zuriteo a mi modo de ver y hacer es coger la zurita encerrada en el cajón con celo, no, con hambre, ni sedienta ni como hacen en muchos lugares, al bandujo cuando llegan a comer y beber en la azotea y una red cierra la zona.

También sabemos que recogen zuritas y las sueltan en la esquina de su casa para ver los machos trabajarlas y eso es igual a la suelta de zuritas o de palomas colinas, en este caso sin palomar propio. En definitiva, una cosa es la práctica de la suelta y hembreo (por supuesto normalizado) y otra zuriteo. Para que haya hembreo debe haber suelta y sin embargo puede haber suelta y zuriteo sin hembreo.

Sobre estos términos y formas podríamos decir que también según la provincia o región hacen o dan un sentido a la manera de hacer las cosas.

El Puerto.- Luis db [email protected]

*- VEAMOS UN VIDEO.

Un comentario sobre «Lo uno sin lo otro»

  1. es que ahy esta la cuestion se recurre a ideas para ver sus machos trabajando como es la suelta de perdidas o el trabajo de zuritas unas veces con zurital y otras traidos de zuritales alejados para la suelta de machos de un lugar y ver quien es el que la encierra son diferentes maneras de comprovar las caracteristicas de los machos que se tienen no obstante la prueva de fuego no la pasan porque como se pasa es cuando existe en la zona el hembreo asi se seleccionan tanto machos como hembras para la reproduccion y tener un palomar con buenos ejemplares claro esta que en unos casos prima mas la conservacion que en otros puesto que es una cualidad deben de tener los machos y hembras cuando uno de los dos ejemplares podrian ser encerrados en casa ajena por el buen hacer de su contrincante y tener mejores aptitudes sin embargo y no quisiera que mal interpretaran en los casos de suelta de perdidas o de zuritas de zuritales alejados o de encerrar hembras zuritas de su zona la conservacion quizas en demasia es un defecto para el encierre puesto que se les exije mas persecuison y desplazamiento al tener la hembra que ir buscando su palomar por otro lado pues deben tener otras aptitudes como digamos por llamarlo de alguna manera ese don o peculiaridad que no todos los palomos machos tienen que es levantarle el celo a zuritas eso es como una manera de hablar para poder hacer eso en definitiva son pajaros con caracteristicas muy diferentes las cuales en segun los casos se aprecian mas en unos lugares que en otros segun la aficion que se practique y que unos pajaros buenos para un lugar no sean aptos para otro porque la piezxa a encerrar es otra lo cual hace que presisamente esas cualidades que se intentan fijar para que sirvan son contrarias segun las hembras a encerrar osea pajaros buenos en ennsuerta no servirian para el zuriteo ni pajaros para el zuriteo no servirian para la ensuert ya que su genetica seria trabajar ese tipo de hembras mientras las ven pasar por encima de sus cabezas y ellos ni se inmutan se podra decir que hay pajaros para encerrar todo tipo de palomas es muy cierto sin embargo la situacion del palomar y lo que lo rodea le hace al palomo aquerenciarse en un tipo u otro de hembras a las cuales su intencion sera mayor que en otros tipos de hembras

Deja un comentario

Seguir

Únete a nuestros seguidores