Morrillero años 30

El Palomo Morrillero de los Años 30

Hoy quiero hacer una mención al palomo Morrillero de los años 30.
La primera característica a destacar, es que no tienen nada que ver con el palomo conocido hoy en día como Morrillero. Han llegado a cambiar tanto que no tienen nada que ver con los actuales ya que llamar hoy Morrilleros a estos palomos es casi un insulto para los de los años 30. Estos palomos Morilleros eran de un celo tremendo, una delantera larga, con mucho morrillo. (De ahí lo de Morrilleros), la cola también era larga pero no tan rizada hacia abajo como la tienen hoy, puesto que los actuales, los obtienen cruzando con colipavos.

Pero en lo que más han cambiado es en el vuelo, este merece una atención especial. Aquellos palomos volaban con los brazos hacia atrás con mucha fuerza, eran rapidísimos y citando marcaban camino al palomar lo hacían juntando las remeras con la cola, lo que les daba una velocidad increíble y destacable.

 

Hoy en día vuelan que parecen perdices mueven solamente la punta de los vuelos sin mover el brazo entero como sería correcto, pareciéndome tortugas paralíticas.También quiero aclarar que a principios de los años 1900 se les nombraba Morrilleros Alicantinos, puesto que estos palomos surgieron de dicha zona. Casi todos eran azules existiendo también magaños y zandalinos, pero en menor número. Los aficionados de hoy no han llegado a conocer este tipo de palomos y como en muchos otros casos se han acomodado a un palomo falto de celo, salud y fuerza.

Por tal motivo carecen de buenos ejemplares aunque para ellos sí lo son ya que los presentan en jaulas de exhibición y concursos haciendo de estos palomos tan vulgares unas vitrinas llenas de copas y trofeos sintiéndose estos señores muy afortunados puesto que para ellos es lo mejor que conocen y creyéndose los mejores aficionados a la Columbicultura.

 

No se dan cuenta que nos alejan a los pocos aficionados que conocimos a aquellos ejemplares únicos y nos hacen huir de la pantomima de concursos y exhibicionismos. Señores aficionados, yo me considero un palomista de palomos de vuelo y si un palomo no lo veo volar pierde todo el nitrito ya que a mi entender el lucimiento del palomo está en el vuelo. El palomo antiguo pasaba por encima del palomar y roncaba (no se paraba por su inquietud al vuelo) llevando el pico abierto, dado a su tremendo esfuerzo, cuando paraba parecía que al palomo le quemaba el palomar, y solo quedaba parado unos segundos.Hoy todo esto se ha perdido por culpa de esos aficionados que no han sabido respetar ni continuar esa raza que con el tiempo se les ha ido de las manos e incluso me atrevo a decir que les ha gustado no respetarla puesto que han hecho de ella lo que les ha parecido oportuno siendo inoportuno, convirtiéndose en comerciantes que inflan el globo a su antojo que es lo más fácil y como ellos están conformes, se llenan de gloria.

Felipe Guerrero Ayala /Extrac.-RC11/2002

*- VEAMOS UN VIDEO SOBRE EL MORRILLERO.

7 comentarios sobre «Morrillero años 30»

  1. Estimado Sr.:
    Simplemete decirle que me ha gustado su artículo. No puedo confimar personalmente sus comentarios, dado que en los años 30 no había nacido, pero sí lo había hecho mi padre (1916) y me contaba como eran entonces los “cobaos de morrillo”, con descripciones parecidas a las suyas. Sin embargo, recuerdo que me contaba como otra característica de estos palomos, que no se si usted recordará o podrá confirmarme, y es que cuando volaban detrás de otra paloma, venían a juntarse tanto con ésta que prácticamene se enganchaban. Por otra parte, segun me decía, ya cuando él era niño (años 20) un conocido recobero palomista le contó que el morrillero venía de cruces con colipavo, aunque evidentemente no sea tan sencillo como realizar un simple cruce, por lo que, al haber desaparecido los antiguos morrilleros (igual que pasó con el colguero), es prácticamene imposible reproducirlos igual.
    Muchas gracias en cualquier caso. Atte

    Evaristo Llanos

  2. Estimado compañero de afición, en Alicante y aledaños aún quedamos algunos afionados muy pocos al morrillero de Alicante, no al murciano que llaman alicantino que son palomos de fantasia, pues no tienen ni el vuelo remando y los cuellos son el resultado del cruce con la colipava, por lo demás me ha gustado mucho su artículo pues soy de la misma opinión. Un saludo, Antonio Espuch Pallarés.

  3. Muchas gracias por el interés prestado, pero el articulo es una publicación de hemeroteca escrito por Felipe Guerrero en 2002. Muy interesante vuestras opiniones sobre el tema en cuestión, y más si sois de la zona y conocéis el palomo Morrillero. Saludos.

  4. ES CURISO LA CRITICA QUE SE HACE AL TRABAJO REALIZADO POR “LOS MURCIANOS” SIN ELLOS EL Morrilero Alicantino YA HABRÍA DESAPARECIDO.
    LO QUE HAY QUE HACER EN ALICANTE, ES TRABAJAR Y PONER DICHA RAZA AL NIVEL QUE BEDERIA DE TENER.
    SALUDOS CORDIALES

  5. ¡¡ Creo mas que nada que poco a poco nos hemos hecho un poco (Bastante), conformistas y al no tener aquellos grandes y magnificos palomos pues nos hemos quedado en lo que tenemos, a mi no me hacen mucha gracia los palomos “encerraos” en sus jaulas, me encanta ver mis palomos volando y cuando digo volando es estar durante grandes espacios de tiempo saltando sin parar.!!

Deja un comentario

Seguir

Únete a nuestros seguidores