De palomeo en la Finca “La Pitilla”

¡Buenos días!. Comenzamos el fin de semana en El Puerto de Santa María disfrutando de una espectacular mañana soleada, y quedando con el colega Luis Ruiz aficionado y criador de buchones gorgueros en esta localidad. Nuestro encuentro no tiene otro cometido que visitar a otro colega de afición, pero más bien diría que es una actividad turística o jornada campera por el atractivo destino que nos lleva. A medio camino disfrutamos de un suculento desayuno tradicional de la zona en una venta de carretera, y tras acabar emprendimos de nuevo la marcha hacia nuestro destino, finca “La Pitilla”, en las afueras de Vejer de la Frontera, Cádiz.

Una vez llegado a nuestro destino nos recibió Daniel, que como podrán suponer es a quien fuimos a visitar para disfrutar de su afición a los palomos Gorgueros y Buchones de vuelo Gaditano/Jerezano, además del atractivo del lugar, su naturaleza y cría de otros distintos animales como explotación agrícola y ganadera. Por supuesto fue una visita guiada por las instalaciones con explicaciones detalladas, las cuales daban para nuestros comentarios, y donde pudimos observar ganado en su hábitat y resto de animales que se encontraban en sus recintos y libertad. Pero bueno vamos a los palomos que es lo nuestro, y para empezar, decir que acostumbrados a palomares donde la modalidad de la suelta/hembreo no requiere de tantos ejemplares, hay que reseñar que vimos muchos palomos y de diferentes razas, gorgueros, laudinos sevillano, clases, gaditanos y otros más que andaban sueltos en su estado natural. Primeramente estuvimos viendo palomos gorgueros tanto en su morfología en suelo/mano como en vuelo.

 

Y la verdad que nos gustaron bastante ya que no vimos palomos pesados ni talegones desde nuestro punto de vista en el palomo de suelta, algo indispensable cuando se compite ya que el animal no debe ser muy pesado, y si rápido a la hora de perseguir. De tamaño medio, buena cabeza, pico y carúncula, con carácter dócil, voladores con bastante cite y tiro al cajón, palomos de suficiente pellejo pero bien recogio, y colas poco vueltas, más bien punteadas, aunque algunos animales en su intención de compostura solían levantar levemente algo más. Palomos muy vivos de mirada a su entorno que en su apretado celo no cesaban de moverse y salir al menor movimiento visible de otros palomos que volaban en otra zona de la finca. Hay que reseñar que al ser varios palomos afincados en una misma zona y palomos volando en su mismo entorno más cercano, se recortan entre ellos y no hay un desplazamiento ni radio de vuelo excesivo y suficiente hacia fuera de la zona de acción de la misma finca.

De hecho le comente a Daniel que sería interesante probar estos palomos en otro lugar donde la competencia entre el macho y la hembra ponga en riesgo su auto conservación, ya que esta raza va sobrada de instintos. Y digo esto ya que por experiencia y conocimiento de algún colega en concreto aficionado de Jerez al haber probado esta raza siempre surge algo, como que son lentos, pesados, poco radio de vuelo, no llegan… etc. Pero estos que vimos hoy me dieron la impresión de que podrían ser de otro costal por su porte liguero en comparación a otros vistos en distinto palomar, y no porque sean únicos, pienso y confirma que su criador les dio esa selección morfológica, y es producto de ella y el tiempo como sello de identidad propio.

 

En conclusión, quedó la duda respecto a un palomo competente en una zona donde el macho o la hembra compiten por su atracción y seducción hacia el palomar en donde el desplazamiento dentro del radio de vuelo es primordial. cuestión de probarlos desde sus primeros vuelos y desarrollo en el palomar, para posterior puesta en práctica. Respecto al Buchón de vuelo (Gaditano/Jerezano), pues no los vimos volar, tan solo disfrutamos de sus instalaciones o voladeras donde estaban ubicados, tanto destinados a la cría como apartados por sexo. Pero como palomo se ve de muy buena talla a lo que conocí por los años 70 como palomo buchón (por tener el buche de más tamaño), ya que hasta el 75/78 no empecé a escuchar lo de Gaditano/Jerezano y de más morfología.

Mucha variedad de color de pluma como algo destacado en esta raza, y como en cualquier otro palomar donde hay muchos ejemplares, no sabría decir el grado de consanguineidad que hubiera, pero por lo general palomos muy parejos, bonitos y de buena talla, y visto lo visto y sin haberlos visto volar, opino que deben ser voladores.

El grato recibimiento y la posición privilegiada de la Pitilla con sus vistas únicas hace sentir emociones especiales, y más cuando se comparte afición y gustos. Un día de una actividad fascinante, atractivo y exclusivo que se volverá a repetir en otro momento y que tan solo se puede disfrutar en este entorno y otros similares como es la Pitilla.

Saludos [email protected] Luis db [email protected] 19/05/2018

*- Veamos un video de palomos en Finca La Pitilla.

Un comentario sobre «De palomeo en la Finca “La Pitilla”»

  1. pues claro que si ademas de pasar un buen rato disfrutar de buenas vistas estar en la naturaleza si ademas de eso ves pajaros que dices que podrian ser utiles pues todo correcto y acorde con la visita lugares donde se puedan encontrar pajaros con genetica y buenas formas no abundan ajola este criador sea uno de ellos y mantenga siempre ese tipo de palomos que falta hace

Deja un comentario

Seguir

Únete a nuestros seguidores